Nueva Ley de Inclusión Laboral apuesta por un cambio cultural para Chile

La nueva Ley de Inclusión Laboral para Personas con Discapacidad también llamada Ley 21.015, modifica en parte la Ley Nº 20.422, la que consideraba el proceso de inclusión laboral para personas con discapacidad pero no lograba eliminar la  discriminación, cuestión que la Ley 21.015 busca erradicar.

Las estadísticas arrojadas por el II Estudio de Discapacidad 2015 revelan la importancia de esta nueva ley. Una de cada cinco personas mayores a 18 años en Chile posee una discapacidad severa o moderada, de los que solo el 40% o menos forma parte de la actividad económica y productiva. Otra cifra que también es alarmante es que hoy por hoy solo el 8% de esta población cuenta con su certificado de invalidez.

Estas cifras son señal del desafío que Chile deberá asumir el 2018, donde la tarea no es solo emplear al 1% que obliga la ley a empresas con 100 o más empleados, sino  a sensibilizar y educar a ambas partes. Es por ello, que desde el mes de junio se han iniciado campañas de comunicación que invitan a personas con discapacidad a ser parte del proceso de certificación ante el Ministerio de Salud a través de Comisiones de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN) para poder optar a los beneficios de la Ley 21.015.

Uno de los elementos que nos parece más importante e innovador es que ninguna empresa podrá optar por una discapacidad en particular a la hora de contratar, asegurando de esta forma que todos tendrán las mismas oportunidades erradicando finalmente la discriminación.

Dar cumplimiento a la Ley de Inclusión Laboral dependerá de cada uno de nosotros, empresarios, empleados, personas con discapacidad y Estado, ya que será necesario realizar un trabajo interno de sensibilización, capacitación y también de adecuación del espacio físico para poder acoger a todos y cada uno de los 27.500 cupos laborales que estaría habilitando la nueva ley.

Por otra parte, aquella empresa que no pueda dar cumplimiento a la contratación del 1% tendrá que enviar un informe fundado a la Dirección Nacional del Servicio Civil y al Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) explicando cuáles son las razones, teniendo en cuenta que solo se considerará como justificación válida aquellas relativas a la naturaleza de las funciones o de no contar con cupos para nuevas contrataciones.

Esta nueva ley nos parece un gran avance para consagrar los principios de no discriminación, equidad y protección social a la discapacidad.  Si tienes alguna duda sobre su cumplimiento puedes asesorarte con nosotros a través de contacto@sccamericas.com o al +56 2 3210 2138.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *