La inminente necesidad de una subsecretaría de Comercio Exterior en Chile

El ex presidente de la Junta General de Aduanas, Fernando Vargas, cree que una nueva institucionalidad armonizaría toda la cadena, rentabilizando las actividades de fomento a las exportaciones. Además, contribuiría a la atracción de inversiones y a la facilitación de las operaciones aduaneras.

El Estado, actualmente, es objeto de múltiples transformaciones estructurales, según el abogado y Fernando Vargas, quien fuera titular de la Junta General de Aduanas. En el primer mandato del Presidente Sebastián Piñera se sumaron dos: el Ministerio del Deporte y el de Medio Ambiente. Asimismo, en la administración de la Presidenta Michelle Bachelet se creó el Ministerio de la Mujer y se anunció la creación de los ministerios de Ciencia y Tecnología; de Cultura, las Artes y el Patrimonio; y de Asuntos Indígenas. Además, está pendiente la creación de más de un centenar de servicios públicos.

El experto en Derecho, que dirigió el Sistema Integrado de Comercio Exterior (Sicex) del Ministerio de Hacienda, conversó con MundoMarítimo, donde comentó que al menos 13 órganos del Estado se relacionan en el ámbito comercial internacional, entre ellos, el Servicio Nacional de Aduanas, la Dirección de Promoción de Exportaciones y la Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera. Con tantos servicios públicos, distribuidos en cinco Ministerios, Vargas, se pregunta si una Subsecretaría de Comercio Exterior en Chile mejoraría las cosas.

“¡Hay que ordenar este abanico y dotar al comercio exterior chileno de una institucionalidad orgánica, funcional y estructurada para generar crecimiento económico al país ¡Necesitamos financiar seis nuevos Ministerios y 160 nuevos servicios públicos! Ahora bien, no es necesario crear otro Ministerio, no es necesario engordar aún más al Leviatán, sino, surge la necesidad de modernizar al Estado y organizar bajo una misma estructura a la mayoría de estos servicios públicos con el objetivo de economizar y racionalizar los mismos, generar recursos públicos, armonizar criterios y optimizar la gestión gubernamental en este ámbito”, señala el abogado.

Actualmente, un proyecto de ley para modernizar al Ministerio de Relaciones Exteriores podría mejorar la profesionalización del servicio exterior y estructura, pero la normativa es sectorial y poco ambiciosa, a su juicio, porque no abarca al comercio exterior en su conjunto.

Una solución, a largo plazo, es la creación progresiva de una Subsecretaría de Comercio Exterior, dependiente del Ministerio de Hacienda o del Ministerio de Economía, que no sólo abarque los aspectos diplomáticos del comercio exterior, sino que, armonice todos los estamentos relacionados con dicha actividad”, sostiene Fernando Vargas.

De este modo, se organizarían y rentabilizarían las actividades de fomento a las exportaciones, la promoción de la marca Chile para atraer inversión extranjera, la fiscalización y facilitación de las operaciones aduaneras, el análisis de riesgo que conlleva el comercio transfronterizo, las negociaciones de TLC, la ayuda estatal a Pymes para convertirse en exportadoras (actualmente menos del 3% de PYMES exporta) y la defensa de Chile ante Tribunales Internacionales en materia económica.

“Perú unió su autoridad aduanera con la tributaria y tienen un Ministerio y Subsecretaría de Comercio Exterior al igual que en Colombia, Ecuador, Costa Rica, Panamá, Brasil, Argentina, etc. Estamos rezagados”, observa el abogado.

Por MundoMaritimo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *