Varios países estudian el blockchain para combatir la corrupción

Países como Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá, entre otros están evaluando seriamente los pros y contra de la adaptación de la tecnología de blockchain para combatir la corrupción.

El 19 de enero de 2018, el gobierno canadiense anunció que probaría el Ethereum Blockchain en un intento por proporcionar transparencia pública a las divulgaciones relacionadas con la investigación y el financiamiento de subvenciones y contratos.

Canadá está experimentando con el blockchain de Ethereum. El The National Research Council of Canada a través del Industrial Research Assistance Program (NRC IRAP)—Consejo Nacional de Investigación de Canadá, a través de su Programa de Asistencia de Investigación Industrial (NRC IRAP)—, está utilizando un conjunto de servicios de software que permite a las instituciones públicas publicar conjuntos de datos complejos en una cadena de bloques o clockchain, como Ethereum. A través de este servicio, NRC IRAP está llevando a cabo una prueba en vivo para explorar el uso de blockchains públicos en la administración transparente de subvenciones y contribuciones del gobierno.

En esta etapa, NRC IRAP está utilizando el blockchain de Ethereum para publicar, en forma proactiva, datos de donaciones y contribuciones en tiempo real, una medida que complementa las divulgaciones proactivas trimestrales continuas disponibles a través del sitio web de Open Government. Un servicio de software compatible con Ethereum Blockchain llamado Catena Blockchain Suite, creado por Bitaccess, es la plataforma sobre la cual descansará la base de datos del gobierno.

El gobierno de EE.UU. y varias de sus agencias también han estado evaluado la tecnología blockchain como una medida para prevenir y controlar la corrupción que puede distorsionar la adjudicación justa de contratos públicos, reducir la calidad de los servicios públicos básicos, limitar oportunidades para desarrollar un sector privado competitivo y socavar la confianza en Instituciones públicas.

En consecuencia, la tecnología blockchain está bajo evaluación o está siendo implementada por varias agencias gubernamentales de EE.UU. para mejorar la transparencia, la eficiencia y la confianza en el intercambio de información

En el nivel más simple, los blockchain son registros o libros públicos que registran transacciones compartidas entre muchos usuarios. Una vez que se ingresan los datos en un blockchain, estos están seguro e inalterables, proporcionando un registro público permanente. Esta tecnología ofrece niveles de transparencia y confianza sin precedentes, lo que la hace ideal para las instituciones que se esfuerzan por realizar negocios transparentes. Los registros públicos se pueden buscar, verificar y auditar a un nivel que el mundo no había visto antes.

En junio de 2017, el Consejo Nacional de Investigación de Canadá (NRC), una agencia oficial del Gobierno de Canadá, organizó una sesión de prueba de blockchain que reunió a personas de todo el gobierno canadiense en el Innovation, Science and Economic Development Canada (ISED) Service Lab -Laboratorio de Servicios de Innovación, Ciencia y Desarrollo Económico de Canadá. En esta reunión, se dio a conocer el plan de la NRC para probar la viabilidad de la tecnología blockchain.

Si tiene éxito, esta prueba de una base de datos pública impulsada por Ethereum Blockchain puede conducir a otras agencias gubernamentales a utilizar la misma tecnología para lograr una medida similar de transparencia en las transacciones como arma contra la corrupción, especialmente en lo que respecta a los contratos de compras del gobierno.

Aunque todavía está en las primeras etapas de desarrollo, el experimento promete mucho, reúne una mezcla perfecta de elementos exclusivamente canadienses. Une a una PYME canadiense en el espacio tecnológico de Blockchain, fondos de Public Services and Procurement Canada Build in Canada Innovation Programme (BCIP) e IRAP, cuyo trabajo con pymes en Canadá genera un gran volumen de transacciones financieras y de mantenimiento de registros, y necesita una necesidad de transparencia y divulgación pública.

“La tecnología de Blockchain tiene un potencial increíble para el futuro para las organizaciones gubernamentales”, señala Dave Lisk, vicepresidente de IRAP. “Reunir a tantos jugadores de todo el gobierno para debatir sobre el potencial tecnológico y compartir nuestras ideas sobre el experimento es un gran primer paso. Encontrar y explotar innovaciones que ayudarán a Canadá a ser un contribuyente clave en la etapa de innovación mundial es un trabajo importante”.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) estima que la corrupción en las obras públicas en US$ 2 billones de fondos públicos; con la tecnología blockchain, al brindar transparencia al proceso de financiamiento de adquisiciones públicas, puede abordar la corrupción, el fraude o la apropiación indebida de fondos. Debido a que las transacciones se rastrean en múltiples bloques utilizando blockchain. Es prácticamente imposible alterar los registros históricos en una cadena de bloques y, lo que es más importante, se puede restringir el acceso a una cadena de bloques.

El principal elemento innovadora de la tecnología de blockchain en el sistema actual es su capacidad para eliminar la necesidad de confiar en intermediarios para certificar una transacción. Esta característica le permite a Ethereum Blockchain ser utilizado para crear contratos inteligentes.

Los contratos inteligentes son protocolos informáticos o algoritmos que pueden verificar el proceso de negociación o el rendimiento de los contratos—de forma que las relaciones legales se pueden reducir a un código— por lo que las cláusulas se aplican automáticamente una vez que se cumplen las condiciones preprogramadas. Son instrucciones codificadas, que se ejecutan cuando ocurre un evento, incluidos los contratos de financiación de la obra pública.

Con información de: Delitosfinancieros.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *