Estudio plantea elevar sanciones por corrupción y que personas accedan a registro de multas

Avanzar “más allá de lo legal” fue una de las principales conclusiones a la que llegó “Diálogos de Compliance”, iniciativa impulsada por Chile Transparente en conjunto con la española IE Law School, que por un año reunió a distintos actores del ámbito público, privado y de la academia relacionados con esta temática, con el objetivo de proponer iniciativas para aumentar la transparencia en el país.

Con esta idea, el grupo compuesto por 28 personas propuso el desarrollo de espacios como el Consejo de la Sociedad Civil que ayudan al involucramiento de la ciudadanía en la administración del Estado. Se plantea también la necesidad de aumentar de los beneficios de la delación compensada a otros tipos de delitos asociados a la corrupción. Además, se pide elevar las sanciones, ya que indican que actualmente no se condicen con la gravedad del delito.

Otra de las propuestas es crear una plataforma o canal de búsqueda para que las personas puedan identificar a empresas que se les sancione por temas de corrupción.

Nombres como Alejandro Ferreiro, Fernando Coloma, Gonzalo Smith, Tamará Agnic, Tomás Menchaca, Juan Ignacio Piña, Iván Millán, entre otros, se fueron reuniendo cada dos meses en los analizaron el tema en base a cuatro ejes: Educación Ejecutiva; Delación Compensada; Penas para Delitos de Corrupción; Manejo del Conflicto de Interés y Mejoras en la Regulación. El documento final se determinó que falta una regulación desde lo público a lo privado, a lo que se le une la carencia de incentivos en las empresas de una política en su interior para el desarrollo de una cultura de integridad. Es por esto que el grupo propone “el desafío de ir más allá de la ley”, ya que indican que el compliance ayuda a mitigar, pero no a eliminar por completo la corrupción dentro de las organizaciones.

En este sentido se destacó en el texto que las entidades privadas muchas veces ven el tema más bien como un costo adicional y no como un valor que lo puede distinguir de sus competidores.
“Se debe entender que existe co-responsabilidad respecto al desarrollo en general de una sociedad más íntegra, más sostenible de acuerdo a prácticas que estén en pos de la transparencia y de nuestra democracia”, dice el texto.

Más allá de la ley

De acuerdo a las temáticas vistas en el análisis, se concluyó que en cada una de ellas hay espacio para ir más allá de las normas existentes . Por ejemplo: en educación ejecutiva, el aporte que ésta genera para prevenir la corrupción; la delación compensada como figura que busca incentivar la denuncia en hechos poco transparentes; las sanciones aplicadas por corrupción a modo de poner sobre la palestra si es que éstas realmente cumplen un rol disuasivo; manejo del conflicto interés que da especial énfasis en el paso de individuos del sector público al privado y viceversa.

Respecto a lo que hay actualmente sobre la materia en Chile se determinó que se ha progresado en temas como la regulación del lobby, conflictos de interés, libre competencia, asignación de mayores atribuciones a reguladores, etc. Pero indican que siempre se puede avanzar más. “Se requiere el desarrollo de iniciativas dentro de la co-responsabilidad, que permitan por una parte socializar desde lo público hacia lo privado, aspectos que en la mayoría de los casos se encuentran asociados a problemáticas que afectan a lo público, debiendo erradicar estos imaginarios sociales”, concluye el informe.

Con información de: Pulso. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *